Skip to main content

Acerca de…

Quien escribe


Mi nombre es Gorelia Bernad y me cuesta muchísimo hablar sobre mí misma.

Empecemos por lo básico: me gusta leer, tanto en físico como en digital. Tengo más libros que espacio para guardarlos. También leo comics, publicaciones independientes y fanzines.

La ciencia ficción, la fantasía y el terror son mis géneros favoritos en todo.

Escribo cuando las musas me visitan. Trato de hacerme un hábito y publicar una novela.

Me gustan las series, pero no tengo tiempo de mirar tantas como quisiera. Disfruto mucho el cine. Soy fanática de Marvel.

Me gusta tomar mate, pero si tengo con quien compartirlos. Si me sebo sola me olvido y termina frío y feo. Ahí es donde prefiero el café. Hago un excelente lemon pie y también buenos asados.

No vivo sin música. Tengo en la sangre un gran porcentaje de grunge, otro de roquera y heabymetalera, y lo que sobra lo guardo para las OSB.

Me gusta viajar, agarrar mi autito, que es blanco igual que un par de alas, y volar.

Mis gustos literarios


Este blog está dedicado principalmente a tres géneros, pero mis gustos son eclécticos. Los primeros libros que leí cuando era chica fueron las novelas gráficas de Moby Dick (“Llamame Ismael…” esa frase me inició y marcó para siempre) y Robinson Crusoe. Disfruté las historias de Marck Twain y de Los tres mosqueteros de Dumas. He leído a Hessen y también a Cohelo. A lo largo de mi vida he leído cientos y cientos de libros de todos los géneros.

En la lista de libros que me han marcado (ya sea por el mensaje, la forma de contar la historia o porque llegaron a mí en el momento justo) están La ladrona de libros de Markus Zusak, Cartas de amor a los muertos de Ava Dellaira, American Goods de Neil Gaiman y El fin de los sueños de Gabriella Campbell (el orden es aleatorio).

Mis trabajos literarios


Empecé escribiendo de muy chica pero no de forma constante. Hace unos diez años, más o menos, empecé a participar en juegos de rol por foro, me uní a grupos de escritores noveles y desde ahí no paré. Como quería mejorar mi forma de escribir, empecé a estudiar redacción, autocorrección y después edición.

Mi forma de escribir tiene su sello particular, me expreso “en argento”, con voseo y términos bien argentinos. Mis textos se sienten más reales cuando los escribo como hablo, bueno, no tanto, porque soy bastante mal hablada, pero vos entendés a qué me refiero.

En 2012/2103 fui coordinadora, correctora y editora de la antología El ladrón de recuerdos.

Lo hicimos dentro del marco de un foro de jóvenes escritores, con cuentos dentro de los géneros de fantasía y terror. Se publicó en PDF de distribución gratuita.

En el año 2014 empecé a colaborar con la revista de literatura juvenil Huellas de tinta. A partir del 2015 tomé secciones fijas y después me convertí en redactora. Gracias a ellos sigo activa en el mundo literario.

En 2015 fui finalista de la convocatoria organizada por la Editorial V&R y la Embajada de Estados Unidos en la Argentina y me invitaron a un taller dictado por el escritor Dan Wells, escritor de la saga de ciencia ficción Partials y de la serie de terror John Claver (No soy un serial killer).

En 2016 publiqué un cuento dentro de la antología El tweet en letras de la editorial Dunken. Era un cuento corto, dramático, dentro de la temática LGBT.

También en 2016 publiqué otro cuento en la antología española Cine B. De bajo presupuesto, de mal gusto, escandaloso o simplemente malo (ese es el nombre completo) ideada y coordinada por Esther G. Recuero. Mi cuento era de ciencia ficción muy absurda y lleno de clichés.

En 2018 colaboré como correctora para el autor Andrés Cortés Moratto y tuve el placer de ayudarlo a sacar a la luz Gronland: La ciudad de los dormidos, que se publicó en México. Una historia hermosa con mezcla de realismo mágico, fantasía, aventuras piratas y algo de terror.